Eco-friendly DIY

Búho de la Noche

El búho es un ave de vida nocturna con una cabeza grande y grandes ojos mirando hacia delante. Éstos, perfectamente adaptados a la oscuridad le otorgan una excepcional visión nocturna. És un ave sigiloso y efectivo en su vuelo silencioso. Actualmente se halla en todos los continentes, excepto en la Antártida.

Con estas características tan peculiares, no es de extrañar que se le haya concedido un simbolismo mágico a lo largo de la historia y de las distintas culturas, siendo pues el ave de la sabiduría, la observación, la protección y el conocimiento.

Ahora sí, os presento al "Búho de la Noche", nombre redundante pero cierto, cierto. Se trata de crear una pequeña lampara que ilumine las noches de los más pequeños de la casa y que se sientan acompañados en sus felices sueños.

MATERIALES

  • Botes de plástico blanco (reciclando del yogurt bebible por ejemplo)
  • Tijeras normales o cúter
  • Tijeras redondeadas (la de cortarte la uñas, vaya)
  • Papel adhesivo negro
  • Marcador
  • Vela de luz (funciona con pilas de botón y ésta, en concreto varia el color de luz)

PASO A PASO

  1. Empezaremos por limpiar bien el bote para que no queden restos de yogurt ni bífidus L- Casei Inmunitas alguno! :). A continuación marcamos el contorno del bote, que para que quede bien recto, podéis seguir este truco: ponemos el marcador encima de un libro, tal y como podéis ver en la imagen, y solamente tenéis que ir dando la vuelta al bote para que se marque todo el perímetro. Más o menos la altura que nos debe quedar es de unos 6 cm.
  2. Recortamos el bote con las tijeras normales.
  3. Dibujamos el diseño que queramos para nuestros búhos en el dorso del papel adhesivo negro.
  4. Recortamos todos los elementos. Para recortar el círculo de los ojos podemos usar las tijeras redondeadas y para tener unos ojos negros bien redondos podéis usar una agujereadora de las de oficina.
  5. Una vez recortados los elementos (contornos de ojos, rombos, rayas, triángulos…), los pegamos en el bote retirando el papel que protege la parte adhesiva. Si empezamos pegando el contorno de los ojos, tendremos que salvar la superficie redondeada del bote haciendo unos cortes en los laterales del contorno de ojos (fíjate en la imagen). De esta manera lo podremos pegar bien sin que queden partes arrugadas.

Ahora ya sólo falta poner la vela de luz dentro y ya tenemos un buen compañero de la noche que ilumina y protege a los peques!. Esta vela no emana calor así que no te preocupes que el plástico no se te va a derretir! :)

Más sobre BruDiy

subir